Insuflado

Aislamiento sin obras en 24 horas

El insuflado es una técnica esencial en la rehabilitación energética de edificaciones existentes, permitiendo el aislamiento de diversas áreas como cubiertas, fachadas, suelos, tabiquería seca, conductos y falsos techos en un tiempo récord. Esta técnica puede realizarse tanto desde el interior como desde el exterior del edificio, y su ejecución suele completarse en un día. Es importante destacar que debe ser llevada a cabo por profesionales altamente capacitados.

¿En que consiste el insuflado?

Es una técnica que se emplea para mejorar el rendimiento térmico de los elementos de la envolvente de un edificio. Consiste en inyectar a presión material aislante en cámaras y cavidades específicas. Este material se introduce mediante perforaciones estratégicamente ubicadas hasta que la cámara esté completamente llena o se haya alcanzado la cantidad necesaria para garantizar su eficacia. Posteriormente, estas perforaciones se sellan, dejando apenas rastro de la intervención y ocasionando mínimas molestias a los ocupantes del inmueble.

Nuestro servicio de insuflado es una opción viable en casos donde no es posible intervenir desde el exterior del edificio, como en el caso de edificaciones protegidas o cuando se trata de la rehabilitación de una vivienda dentro de un complejo residencial.

Materiales utilizados

Lana mineral

Este material ofrece un gran aislamiento térmico y acústico, es incombustible (clase A1), resistente a la humedad y altamente duradero, contribuyendo a la seguridad y longevidad del edificio.

EPS en gránulos

Este material es ideal para cámaras estrechas o cavidades irregulares, duradero y reutilizable. Clasificado como clase E de reacción al fuego, es adecuado para ambientes con temperaturas extremas en invierno.

Celulosa

Este material, hecho de papel de periódico reciclado y sales ignífugas, ofrece aislamiento térmico y acústico. Regula la humedad, es eficiente tanto en invierno como en verano, y tiene clase B de reacción al fuego.

¿Qué ventajas ofrece este sistema?

Una serie de ventajas sobresalientes se derivan del insuflado:

Mejora la eficacia térmica, lo que permite ahorrar energía.
Elimina el efecto pared fría, mejorando el confort interior.
Reduce las pérdidas de calor aproximadamente entre un 30 y 50 %.
En invierno se calienta más rápido y mantiene la temperatura.
No altera el aspecto estético en exterior, ni en interior.
No se pierde espacio habitable en el interior de la vivienda.
No requiere mantenimiento.
Productos 100% ecológicos.
Ignífugo

Resiste al fuego y aísla del frío y del calor.

Eficiente

Limpio, rápido, económico, sin obra y sin mantenimiento.

Ecológico

Reduce el ruido y respeta el medio ambiente.

¿Necesitas más información?

En ANPA estamos preparados para brindarte asesoramiento y encontrar las soluciones que mejor se adapten a tus necesidades.

Scroll al inicio
×